Preguntas Frecuentes

 

¿Por qué el 13° y no el 10° Rito?

Antes del Rito del Utero había nueve ritos Munay-Ki.

Aunque el rito del útero es el décimo rito que se nos ha entregado, es un rito femenino por lo cual no tiene que seguir la linealidad.

El linaje que entregó este rito quiere que honremos a las trece lunas de un año, que están conectados a los ciclos de la matriz.

 

¿Si he tenido una histerectomía puedo recibir este rito?

Si tu útero ha sido removido, es aún más importante que reciba este rito. Energéticamente todavía tienes tu útero, y es vital que te vuelvas a conectar con él para recuperar tu sabiduría y poder femenino. Después de recibir el rito, es fundamental que lo nutras en cada luna oscura para sanar cualquier huella de dolor y tristeza, y dar paso a la alegría y la compasión.

 

Si una mujer está en cinta, puede recibir el rito?

Este rito es una bendición para la madre y el bebé, ya que informará a ambos seres. Sin embargo, es importante entregarlo aún con mayor delicadeza y reverencia por la vida, y también honrar la intuición de la madre en su estado de gracia.

 

¿Qué pasa con los hombres?

Toda la vida viene de las entrañas de la Tierra, y todos los hombres vienen desde el vientre de una mujer. Es igual de importante que los hombres se conviertan en guardianes del útero, como lo es de importante para las mujeres.

La forma en que los hombres se convierten en guardianes del útero es comunicándole a las mujeres que apoyan su viaje de sanación al convertirse en guardianes de la Tierra.

 

¿Los hombres pueden participar en la ceremonia?

Si las mujeres que están dando y recibiendo el rito sienten que es apropiado invitar a los hombres a la ceremonia entonces está muy bien.

Cuando los hombres se presentan al servicio de las mujeres y del rito, es tremendamente sanador para todos los implicados.

Los hombres pueden ayudar a establecer el espacio sagrado haciendo que se sienta especialmente seguro para ellas.

Entonces los hombres, se pueden ordenar de forma estratégica en el espacio para que las mujeres se sientan apoyadas en esta sanación. Para realzar su papel, los hombres pueden golpear palitos, como una manera de decir estamos aquí para ustedes como en la foto.

 

¿Los hombres pueden recibir el rito?

Este rito es para sanar el útero y, ocasionalmente, hay un hombre que siente la necesidad de sanar su vientre psíquico. A veces, estos hombres tuvieron experiencias muy traumáticas en los vientres de sus madres, o tuvieron una relación muy disfuncional con el aspecto femenino de la vida.

Si un hombre pide recibir este rito con un corazón sincero, entonces es apropiado compartirlo con él.

 

¿Está bien cobrar por entregar el Rito del Utero?

Ninguna mujer debiera ser discriminada a causa de dinero para recordar que su “útero no es un lugar para guardar miedo ni dolor.”

Un linaje de mujeres que se liberó del sufrimiento nos entregó el Rito como un acto de amor incondicional y compasión. Y este es el espíritu con el que debemos transmitir el rito a otras mujeres una vez que lo recibimos.

En cualquier caso, si alguien invierte sus recursos de tiempo y dinero para crear un evento especial del rito del Utero (comprar alimentos, alquilar un lugar, hacer ofrendas, etc) puede solicitar una donación y también “sugerir” la cantidad.

La ganancia en compartir el Rito del Útero no es el dinero, sino la alegría de ser parte de una comunidad de mujeres guardianas de la vida en la Tierra.

 

¿Puede el rito darse a larga distancia?

Si la persona que está dando el rito ya sabe cómo trabajar con la energía a larga distancia, entonces puede hacerlo. Aunque lo mejor es recibir el rito en persona; ya que parte de nuestro anhelo para reconectar con lo femenino tiene que ver con encarnar nuestra espiritualidad.